Quiénes Somos

Inclusión Internacional es una federación mundial de organizaciones de base familiar.

El mandato para Inclusión Internacional es incidir sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad intelectual.

Inclusión Internacional representa más de 200 federaciones miembros en 115 países organizados en 5 regiones: Oriente Medio y África del Norte; Europa; África y el Océano Índico; Asia-Pacífico; y las Américas.

Inclusión Internacional ha sido la voz de las personas con discapacidad y sus familias, por más de 40 años. La inclusión de las personas con discapacidad en sus comunidades y su reconocimiento como miembros participantes de ellas y ciudadanos valiosos, es la prioridad para Inclusión Internacional y todos sus miembros.

Inclusión Internacional trabaja para promover el desarrollo de estrategias inclusivas en las políticas, las prácticas y las decisiones de inversión desde los sectores públicos y privados.

Inclusión Internacional (II http://www.inclusion-international.org/ ) es una de las mayores organizaciones no gubernamentales relacionada a las discapacidades reconocida por la Naciones Unidas. Colabora con organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), las Naciones Unidas por la Educación, la Cultura y la Ciencia (UNESCO), EL Banco Mundial, El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), la Organización Internacional del Trabajo (ILO) y las Naciones Unidas por la Infancia (UNICEF).

Su fortaleza está en la movilización, organización y participación de grupos de familia locales, en los diferentes países miembros, organizados como sociedad civil alrededor de las necesidades de su miembro con discapacidad cognitiva y de ellos como familias; promueve la educación inclusiva como la mejor alternativa; impulsa su trabajo desde la perspectiva de derechos humanos; estableció que el cumplimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio (MDM) propuestas por las Naciones Unidas es imposible si no se incluye en ellas a las personas con discapacidad, para lo cual propuso las Metas de Desarrollo del Milenio de Inclusión Internacional como derroteros de su trabajo.

Actualmente propone su trabajo bajo el marco establecido por La Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 13 de diciembre del 2006 en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, (http://www.un.org/spanish/disabilities/convention ) donde participó activamente en la gestación e incorporación de sus posiciones en dicho documento.

En éste por primera vez se reconoce en un tratado del más alto nivel el derecho de las personas con discapacidad a la autodeterminación, el acceso a servicios, el derecho de vivir y participar en comunidad, el derecho al trabajo e ingresos adecuados y el apoyo a las familias, sostén principal del movimiento por la inclusión. Los gobiernos participantes tuvieron una destacada participación en el proceso, pero sin duda atendieron el tema por el impulso que se le dio desde la sociedad civil.

II viene construyendo un conocimiento global para equipar a las familias, a los encargados de construir políticas, a las agencies bilaterales y de cooperación internacional y a sus organizaciones miembros y aliados para que puedan impactar en los aspectos relevantes que afectan la vida de las personas con discapacidad y sus familias.

Ha trabajado con sus miembros y a través de sus redes para recoger y compartir el conocimiento; desarrollar recursos y participación en los procesos y diálogos alrededor de políticas para mostrar y expresar las implicaciones de cada una de las Metas de Desarrollo del Milenio en la vida de las personas que viven con una discapacidad intelectual y sus familias.

En los últimos años ha venido trabajando en la recopilación de datos y experiencias y actualmente cuenta con un conocimiento global sobre la situación de las personas con discapacidad alrededor de las MDM orientados desde pobreza, discapacidad y exclusión, que ha sido presentado en documentos, conferencias y reuniones con organizaciones internacionales y de cooperación bilateral.

Para II la educación inclusiva es considerada como elemento crucial para el desarrollo individual de los ciudadanos y en el conjunto de un país, es por ello que identifica la necesidad de educar a niños/niñas y jóvenes con discapacidad como un reto que se visualiza cada vez más en muchos de las ciudades y los pueblos de la región. Solamente una pequeña proporción de los niños/niñas con necesidades educativas especiales tienen facilidad de acceso a la educación, y aquellos que la tienen típicamente deben matricularse en una escuela segregada. Hoy por hoy muy pocos de estos niños/niñas tiene la oportunidad de asistir a una escuela corriente en la comunidad, junto con sus pares sin discapacidad. En las áreas rurales la situación es aún más dramática.

En la actualidad La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se constituye en un derrotero de su trabajo.

En ella es el artículo 24 el que hace referencia a la educación inclusiva

Artículo 24
Educación
1. Los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a la educación. Con miras a hacer efectivo este derecho sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, los Estados Partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles así como la enseñanza a lo largo de la vida, con miras a:
a) Desarrollar plenamente el potencial humano y el sentido de la dignidad y la autoestima y reforzar el respeto por los derechos humanos, las libertades fundamentales y la diversidad humana;
b) Desarrollar al máximo la personalidad, los talentos y la creatividad de las personas con discapacidad, así como sus aptitudes mentales y físicas;
c) Hacer posible que las personas con discapacidad participen de manera efectiva en una sociedad libre.
2. Al hacer efectivo este derecho, los Estados Partes asegurarán que:
a) Las personas con discapacidad no queden excluidas del sistema general de educación por motivos de discapacidad, y que los niños y las niñas con discapacidad no queden excluidos de la enseñanza primaria gratuita y obligatoria ni de la enseñanza secundaria por motivos de discapacidad;
b) Las personas con discapacidad puedan acceder a una educación primaria y secundaria inclusiva, de calidad y gratuita, en igualdad de condiciones con las demás, en la comunidad en que vivan;
c) Se hagan ajustes razonables en función de las necesidades individuales;
d) Se preste el apoyo necesario a las personas con discapacidad, en el marco del sistema general de educación, para facilitar su formación efectiva;
e) Se faciliten medidas de apoyo personalizadas y efectivas en entornos que fomenten al máximo el desarrollo académico y social, de conformidad con el objetivo de la plena inclusión.
3. Los Estados Partes brindarán a las personas con discapacidad la posibilidad de aprender habilidades para la vida y desarrollo social, a fin de propiciar su participación plena y en igualdad de condiciones en la educación y como miembros de la comunidad. A este fin, los Estados Partes adoptarán las medidas pertinentes, entre ellas:
a) Facilitar el aprendizaje del Braille, la escritura alternativa, otros modos, medios y formatos de comunicación aumentativos o alternativos y habilidades de orientación y de movilidad, así como la tutoría y el apoyo entre pares;
b) Facilitar el aprendizaje de la lengua de señas y la promoción de la identidad lingüística de las personas sordas;
c) Asegurar que la educación de las personas, y en particular los niños y las niñas ciegos, sordos o sordo ciegos se imparta en los lenguajes y los modos y medios de comunicación más apropiados para cada persona y en entornos que permitan alcanzar su máximo desarrollo académico y social.
4. A fin de contribuir a hacer efectivo este derecho, los Estados Partes adoptarán las medidas pertinentes para emplear a maestros, incluidos maestros con discapacidad, que estén cualificados en lengua de señas o Braille y para formar a profesionales y personal que trabajen en todos los niveles educativos. Esa formación incluirá la toma de conciencia sobre la discapacidad y el uso de modos, medios y formatos de comunicación aumentativos y alternativos apropiados, y de técnicas y materiales educativos para apoyar a las personas con discapacidad.
5. Los Estados Partes asegurarán que las personas con discapacidad tengan acceso general a la educación superior, la formación profesional, la educación para adultos y el aprendizaje durante toda la vida sin discriminación y en igualdad de condiciones con las demás. A tal fin, los Estados Partes asegurarán que se realicen ajustes razonables para las personas con discapacidad.

II considera que para lograr su visión de un mundo donde las personas con discapacidad intelectual y sus familias puedan participar en igualdad y ser valorados en todos los aspectos de la vida en comunidad debe proveer elementos, programas, estrategias….que garanticen la inclusión de las personas con discapacidad en sus comunidades, como vecinos y ciudadanos valorados.

Un cambio en la situación de la población con discapacidad solo será posible si desde lo local el sector gubernamental, las organizaciones no gubernamentales, la población civil y el sector privado asumen una responsabilidad y un trabajo en equipo para buscar mecanismos y estrategias de apoyar la transformación de la realidad actual que viven millones de personas con discapacidad y sus familias sea desde los servicios, del aumento de las oportunidades y desde la inclusión en las comunidades.