Indicadores basados en evidencia

Indicadores de prácticas de educación inclusiva.

Los indicadores de buenas prácticas en educación inclusiva parten de una conceptualización, filosofía y principios alrededor de la educación en lo que respecta a grupos que han sido largamente excluidos de esta. Se visualizan como el conjunto de características que un sistema, una IE/CE, en el caso de herramientas, como el Index de Inclusión(1), su traducción por parte de la UNESCO(2) o los Indicadores de Buenas Prácticas de Educación Inclusiva en Colombia(3), debe tener a la luz del conocimiento actualizado para proponer una forma de brindar la educación para todos sus estudiantes.

Parten de la creencia que el derecho a la educación es un derecho humano básico que es el fundamento de una sociedad más justa.

Se apoya en el movimiento de Educación para Todos cuyo trabajo busca garantizar una educación de calidad para Todos.
Se busca apoyar a todas las escuelas para garantizar que puedan brindar educación a todos los niños/as en su comunidad, como parte de un sistema inclusivo.

La educación inclusiva nace del interés por todos los estudiantes, con especial énfasis en aquellos que tradicionalmente han sido excluidos de las oportunidades educativas- como serian estudiantes con NEE y con discapacidad, comunidades de minorías étnicas y lingüísticas y otros.

Los Indicadores definen un ideal, muestran una visión acerca de lo que las comunidades educativas deben propender en la búsqueda de ofrecer una educación de calidad para garantizar una mejor calidad de vida a sus ciudadanos, con énfasis en aquellos que presentan NEE por su condición de discapacidad.
Tener una visión que se pueda alcanzar, da el coraje para tomar riesgos, la paciencia para continuar ensayando y la determinación para sobrepasar los obstáculos.
Una visión
    1. Provee una ruta
    2. Motiva e inspira
    3. Empuja hacia delante
    4. Encuentra aliados
Se reconoce que servicios y prácticas educativas inclusivas generan individuos solidarios, respetuosos de los demás. Esto a su vez forma ciudadanos donde la dignificación y valoración de todos los estudiantes favorecen la inclusión social como un indicador de comunidades donde la diversidad es lo común y no el motivo de exclusión.

Se requiere evaluar la calidad de la educación desde las instituciones educativas que la ofrecen a partir de lo que ellas realizan como Educación Inclusiva. Hacerlo bajo parámetros e indicadores de buenas prácticas definidos desde experiencias y prácticas a nivel mundial, permite generar estándares que orienten la prestación del servicio y sirvan como modelos en la construcción que los países de la región deben hacer en lineamientos, orientaciones, guías y finalmente reglamentaciones para la atención de la población con discapacidad.


1. CSIE Index for Inclusion. Developing Learning and participation in schools. Tony Booth, Mel Aiscow, Kristine Black-Hawkins, Mark Vaughan and Linda Shaw
2. UNESCO Index de Inclusión 2004
3. http://www.uwc-ukraine.org/unrelated/inclusion/